Questo sito usa cookie per fornirti un'esperienza migliore. Proseguendo la navigazione accetti l'utilizzo dei cookie da parte nostra OK

Reconstrucción de la nacionalidad italiana

 

Reconstrucción de la nacionalidad italiana

La ciudadanía se transmite de padres a hijos sin límites de generación, a condición de que ninguno de los antepasados haya renunciado a la misma y el antepasado nacido enfalleciera después de la proclamación del Reino de Italia (17.3.1861) o de la anexión a dicho Reino, en caso de los procedentes de territorios anexados posteriormente. La transmisión de la ciudadanía por línea femenina es posible sólo para los hijos nacidos a partir del día 1 de enero de 1948.

Los descendientes de ciudadanos italianos que tengan todos los requisitos previstos por la normativa vigente pueden pueden “reconstruir” su “status civitatis” a través de la presentación de las certificaciones de Estado Civil (nacimiento, matrimonio y defunción) de sus ascendientes y el certificado negativo de naturalización del País donde residió. Para más información consulte la sección detallada de esta página.

Documentos que hay que presentar en original:

NOTA IMPORTANTE: La documentación a entregar tiene que ser completa, empezando por el antepasado nacido en Italia, aunque exista un reconocimiento de ciudadanía de otro familiar por parte de otra Oficina Consular o Municipal italiana.

Del antepasado (nacido en Italia, en zonas que no pertenecieran al ex Imperio austrohúngaro):

  • acta de nacimiento, emitida por el Municipio italiano en original y con los datos de paternidad y maternidad
  • acta de matrimonio
  • acta de defunción (si falleció)
  • certificado negativo de naturalización del País o los Países donde residió (tiene una validez de seis meses desde la fecha de emisión) con todas las variaciones de nombre y apellido contenidas en las distintas actas de estado civil suyas y de sus descendientes; en caso de que el antepasado se hubiera nacionalizado habría que presentar la sentencia de naturalización, con el fin de verificar la fecha exacta de adquisición de la nacionalidad extranjera.

De cada uno de los descendientes directos:

  • acta de nacimiento;
  • acta de matrimonio y -en su caso- sentencia de divorzio;
  • acta de defunción (si falleció).

Del solicitante:

  • acta de nacimiento del mismo; si tiene hijos menores, también las de estos últimos;
  • si está o estuvo casado: acta de matrimonio y en su caso sentencia de divorcio
  • permiso (o tarjeta) de residencia español y certificado de empadronamiento

ADVERTENCIA: Es imprescindible consignar los datos completos y exactos del antepasado italiano (nombre, apellido, lugar y fecha de nacimiento); a falta de dichos datos será imposible, lógicamente, iniciar el trámite. Por lugar de nacimiento se entiende el pueblo, municipio o localidad exacta de nacimiento (no basta con que indicar la provincia o la región). Algunos municipios pueden tener actualmente otro nombre o formar parte de otros municipios.

Requisitos de los documentos a presentar:

Todos los documentos deberán estar legalizados y traducidos al italiano por un traductor oficial. Para más información ver la sección Legalisación-Traducción.

Las personas mayores de edad que deseen presentar una solicitud de reconocimiento de la ciudadanía italiana deberán pagar una tasa consular. Dicho pago se cobrará en ocasión de la presentación de la solicitud y no depende del éxito favorable del trámite: por lo tanto no se devolverá en caso de rechazarse dicha solicitud. Para más información pinche aquí

Deberán corresponder dicha tasa todos los sujetos mayores de 18 años que soliciten para sí el reconocimiento de la ciudadanía por descendencia (iure sanguinis), o en otros casos especiales (iure communicatione en caso de que la filiación del solicitante hubiera sido comprobada mediante reconocimiento del progenitor italiano, o con declaración judicial, tras alcanzar la mayoría de edad; iure matrimonii, limitado a las mujeres extranjeras que hubieran contraído matrimonio con un hombre italiano antes del 27.04.1983).

Los trámites de "reconstrucción" o reconocimiento conciernen única y exclusivamente a personas mayores de edad. No deben corresponderse tasas ni aranceles para los hijos menores de edad de quienes obtuvieron el reconocimiento por descendencia.



291